Mara Gomez, futbolista trans

Mara Gómez: la futbolista que ‘desmarca’ a la transfobia desde la primera división

El fútbol es uno de los ámbitos en el que todavía hay una ardua batalla para erradicar la discriminación y alcanzar la igualdad. Mara Gómez, no solo ha logrado un avance importante en esta lucha al convertirse en la primera futbolista trans en alcanzar la primera división, también encontró en este deporte una forma de alzar la voz y combatir la transfobia.

“Fue un camino muy duro y difícil para llegar hasta donde estoy”, afirma la futbolista argentina, Mara Gómez, en entrevista para Queerverse. “Fueron años de mucha lucha, adversidades, obstáculos y cuestiones negativas. Todas relacionadas con la discriminación, y la verdad es que era muy difícil poder creer que iba a llegar hasta donde estoy”, añade.

La travesía de Mara comienza en la adolescencia cuando inicia su autodeterminación y afirmación de género como mujer. En ese momento, además de encarar la importancia de reconocer su identidad, Mara también tenía que hacer frente a la discriminación y a los insultos que recibía por parte de su entorno cercano.

“Yo sufría y lloraba todos los días. Me preguntaba: ‘¿por qué Dios me mandó así? ¿Por qué yo, si no me lo merecía?’ Llegué a pensar que había nacido en un cuerpo equivocado. Hoy entiendo que no estoy en un cuerpo equivocado, sino que la autopercepción es una intimidad que va mucho más allá de lo que nos han hecho creer con el binarismo”, señala Mara.

Ante las difíciles circunstancias sociales, la atleta que juega en posición de delantera cuenta que de igual manera tocó fondo y se estuvo debatiendo entre la vida y la muerte al considerar el suicidio como una salida. Sin embargo, no se imaginó cómo cambiaría su vida después aceptar la invitación de una amiga a jugar fútbol.

LEER: LGTBIfobia y deporte: ¿cómo ha sido la lucha contra la discriminación y la desigualdad?

“El fútbol me salvó la vida porque llegó en un momento en el que intenté suicidarme en varias ocasiones. Y cuando comencé a jugar, no volví a pensar en quitarme la vida. Me empecé a dar cuenta de que este deporte cumplía algo muy importante en mí, en lo emocional y en lo psicológico”, declara Mara Gómez.

La futbolista reconoce que, si bien este deporte es su pasión y una terapia para ella, todavía planta cara a las adversidades que conlleva ser parte de una de las disciplinas más machistas, desiguales y excluyentes en el ámbito. Por ejemplo, su llegada a la primera división con el equipo argentino Club Atlético Villa San Carlos es un gran avance, pero también admite que se ha encontrado con cierto descontento entre la esfera deportiva.

“En un deporte como lo es el fútbol, la adversidad y la discriminación son grandes porque hay muchas personas a nivel mundial que no están del todo de acuerdo. Lo difícil ha sido afrontar eso y esto de considerar: ‘no cómo una chica trans puede jugar al fútbol con las mujeres’. Cuando antes las mujeres tampoco eran permitidas. Entonces lo que estoy viviendo ahora, es similar al debate que hubo antes con las mujeres cisgénero. Esto te pone a pensar que la sociedad está continuamente mal construida, que todo está relacionado al patriarcado, a tener que cumplir ciertas normativas hetero-hegemónicas, y que según tu genitalidad es lo que puedes hacer y lo que no”, expresa la atleta de 23 años que también es aspirante a enfermera en su país natal.

La comunidad trans y el colectivo LGTBI+ tienen que seguir luchando

La historia de Mara ha dado la vuelta al mundo, pero sabe que todavía hay personas trans y del colectivo tanto fuera como dentro del ámbito deportivo que no han podido visibilizarse, cumplir sus sueños o si quiera alcanzar una vida digna. Por ello, la futbolista hace un llamado a seguir luchando, a exigir que el binarismo en las instituciones y en la sociedad acabe, así como todas las fobias que impulsan la discriminación hacia las personas por cualquier condición.

“Todo lo que es nuevo es revolucionario, por algo mi noticia ha llegado a recorrer el mundo. Pero para que algo cambie en la sociedad tenemos que empezar con el primer paso. No podemos aflojar. Tenemos que luchar por eso”, afirma Mara Gómez.

“Esto es una construcción colectiva. (Mi historia) no es un resultado individual, sino de años de lucha del colectivo LGTBI+, y esto es el principio de oportunidades para las generaciones que vengan más adelante. Entonces entre todas y todos tenemos que perseverar”, añade.

LEER: Ser una mujer trans, combatir la transfobia y hacer política LGTBI+ en España

En cuanto a lo que todavía hace falta para una mayor inclusión de las y los atletas trans en el ámbito deportivo, Mara enfatiza en que es necesario comenzar por “pensar primero con la cabeza y no con la genitalidad. Porque todo está relacionado a ello y las oportunidades se definen con base en: ‘vos no porque sos mujer, o porque sos hombre, o porque sos travesti’. Por lo que, la desbinarización en el deporte es lo que nos va a llevar a que el día de mañana comience a terminar la discriminación por la autopercepción”, concluye la futbolista.

Argentina es uno de los países donde existe la primera ley de identidad de género del mundo que despatologiza a las personas trans. Además, en 2020, el Gobierno del país latinoamericano también estableció un cupo laboral en el sector público para personas travestis, transexuales y transgénero. Cabe destacar que esta nación de igual manera fue la primera de América Latina en aprobar el matrimonio igualitario hace 10 años.

Foto: Cortesía de Mara Gómez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow us on Social Media