Sandra-Guzman-Contacto-Cero

“El Contacto Cero” y la importancia de crear historias LGTBI+ libres de estereotipos

La creadora y directora de la web serie “El Contacto Cero”, Sandra Guzmán habla sobre los retos de hacer contenidos más apegados a la realidad LGTBQIA+, enfrentar la censura y crear historias que verdaderamente estén enfocadas al público que es parte del colectivo.

Antes de “El Contacto Cero”, Sandra construyó una carrera profesional en televisión. El mundo audiovisual ha sido parte primordial de su vida, y esto también ha jugado una parte importante para reconocer la relevancia de dar visibilidad a historias reales y naturales dirigidas al público LGTBQIA+.

“Lo que me he dado cuenta es que los contenidos de temática ‘LGTB+´ de Netflix, HBO y Prime están hechos para heteros. Para que sigamos dentro de su circulito porque nosotros no somos su público objetivo. Su público objetivo son los heterosexuales porque ellos son más. Si la población es de un 100 por 100, nosotros somos un 10%”, comenta Sandra Guzmán, en entrevista para Queerverse.

De igual manera, Sandra afirma que todavía son muchos los retos y carencias que deben sortear las ficciones creadas por los reyes del streaming. Por ejemplo, la diversidad de historias y sobre todo ser libres de estereotipos. De hecho, esto último fue uno de los principales aspectos que la llevó a “aventarse a la piscina” para crear “El Contacto Cero”.

“A las plataformas yo les diría que saliéramos ya de algunas cosas como la lesbiana graciosita, loca, o la que se lía con cualquiera en cualquier momento. Que sepan que existe esa otra versión en la que tenemos vidas normales, familias normales, parejas normales, etc”, afirma Sandra.

LEER: ‘El Contacto Cero’: Una web serie que visibiliza la naturalidad que todavía hace falta en las historias LGTBI+

La directora de “El Contacto Cero” reconoce que esto ha sido clave para el éxito de gran parte de las web series porque son historias más creíbles, a pesar de que no tengan grandes presupuestos. Sin embargo, también en este ámbito existen obstáculos que superar porque los sitios de video como YouTube no siempre son tan abiertos o libres como se podría pensar.

“Las normas de YouTube son una mierda porque cuando pones dos mujeres besándose lo asocian al porno, y a mí siempre me está dando problemas. En cuanto se besan un poco más, ya me esta diciendo YouTube que no me quiere monetizar porque es sexo. Y la diferencia está en que hay un capítulo que yo no puedo monetizar en el que Cécile y Alex (de “El Contacto Cero”) se están liando. Y por ejemplo tengo otro capítulo en ‘Soy de Urano’, donde Alba y Marcos se están liando aún más y no he tenido problema porque es un hombre y una mujer”, señala Sandra.

Al igual que como sucede en otras áreas, las personas creativas LGTBI+ tampoco son valoradas en YouTube. No reciben los mismos ingresos por visualización que los youtubers de otras temáticas, con las que los anunciantes se sienten más “identificados”, según nos cuenta Sandra.

“El youtuber de chorradas, de humor, etc. Le gana mucho dinero, su publicidad es brutal. La youtuber de LGTBQIA+ cobra 50 céntimos cada 1.000 reproducciones comparado con los cinco euros que ganan esta gente o hasta ocho euros. Claro, yo tengo las mismas reproducciones que esa gente, pero esa gente ahora está en Andorra y yo estoy en Madrid”, afirma.

“Si fuéramos para chicos quizás hasta nos pagarían más, pero somos para mujeres. Entonces para los anunciantes no estamos bien vistas y no se quieren arriesgar, aunque tengamos 3 millones de visualizaciones y una retención del 40% en un video de 12 minutos. Nos dicen que no, que no somos su ‘público’. Y yo digo: ‘pues, cómo no voy a ser tu público si yo no dejo de ser mujer, por ser lesbiana’. Y al mismo tiempo, YouTube ahora es un monopolio porque si no estás ahí, no estás”, añade Sandra.

Retos siempre van a haber para todo lo que está fuera de la heteronorma, pero Sandra reconoce que hay otras satisfacciones y metas por las que se debe seguir luchando y haciendo visibles estas historias. Y anima a quiénes tengan un proyecto LGTBQIA+ en mente que lo hagan porque “cuando para ti es muy necesario contar una cosa, es porque también lo van a necesitar otras personas, y que hay que echarle valor”, concluye.

El Contacto Cero” es una web serie española creada y dirigida por Sandra Guzmán, que tiene más de 26 millones de visualizaciones en YouTube. Se espera que a finales de este verano se estrene la tercera y última temporada de esta historia que narra los encuentros y desamores de un grupo de chicas lesbianas en Madrid.

Sandra también es creadora y directora de la web serie “Soy de Urano”, la primera en abordar una historia de amor protagonizada por un chico trans.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow us on Social Media